miércoles, 26 de noviembre de 2008

Catorce meses después...

... lo rescatamos de nuevo:

El dinero, su codicia, tiene gran parte de culpa y es origen de toda falta de Humanidad, Humildad, Honestidad, Justicia, Libertad, Equilibrio,.. parece como que la Vida es rentable, sólo para unos pocos. Imaginaos en tiempos de crisis o más...

En mi modesta opinión, este intermediario para crear necesidades, medir, mover patrimonios, y hacer que el trueque de mercancías deje de ser directo, tiene en otras formas de intermediación su lado más abobinable, oscuro y lucrativo. Ya sabemos, por ejemplo:

- Intermediación Sanitaria,
- Intermediación Alimentaria,
- Intermediación Textil,
- Intermediación Laboral,
- Intermediación Financiera,
- Intermediación Inmobiliaria,
- Intermediación Riesgo,
- Intermediación Espiritual,..

Por razones obvias, lo principal es la salud -ojito con las farmacológicas-, para ello el comer y el vestir; así que, como que vivimos en la "sana" ciudad y vivimos en un hemisferio determinado, pues que negocio fijo... ¿Y todavía hay seres humanos muriendo de hambre y frío?

Luego, para mantener esta movida, tenemos que trabajar "honradamente"; menos mal que nos hemos empollado unos cuantos libros previamente, para que luego nos aparecezca la intermediación de los contratos temporales basura, que gestionan las ETT's y otras afines: es decir, un mecanismo para elegir trabajadores fijos mediante la lucrativa prueba de la temporalidad que permite despedir hasta encontrar la persona idónea...

Bueno que, satisfecho lo básico, ya podemos pensar en otros proyectos, la mayoría de los cuales son inalcanzables dependiendo de la escala: como me gusta la tele de plasma y el coche del vecino pues me los compro ya y más caros, lo malo que no puedo pagarlo de golpe porque mi salario -si lo tengo- no da para más... así que voy a una tienda de compra-venta de dinero para que me coloquen lo que a otros -yo mismo incluído- nos han captado ese banco o caja -cuidadín con las que dicen que no tienen ánimo de lucro, ja ja- para devolverlo en "cómodos" plazos...

Y como voy a prosperar y quiero vivir mejor, paso de mi pisito y me pillo un loft supercaro para fardar, y claro, como por narices, lo tengo que cubrir, y no me lo puedo permitir de un plumazo, pues hablo con la inmobilaria para aplazar los pagos "más cómodamente"... entidades financieras, aseguradoras y ladrillo siempre en múltiple connivencia... y lo que les permite la clase política "para-legalmente". Y luego a salir de ésta.

Pero, como éstas y otras multinacionales -con sus accionistas "minoritarios" a la cabeza- quieren "expandirse", para la deslocalización, necesitan de ayuda de un Gran Experto en Capital de Riesgos, lo que se dice un prestamista a empresas a cambio de un seguro de participaciones: compra-venta de empresas; vaya con la globalización -qué curioso que de momento sea económica-,.. en fin de pena.

Ahora, complaciente, puedo idear otra estrategia: (mejor dicho pensar, si es que he aprendido algo antes...). Pues como hace falta poder -y no sólo político- para acceder a otros países, va a ser mejor el no pensar, que otr@s intermediari@s piensen por mí, y pongan las trampas adecuadas para endeudarlos lo que haga falta. Páguese.

Está claro que si nos mosqueamos en serio, la líamos, y aparece el escenario más lucrativo con las malditas guerras (¿ha provocado este negocio gran parte de la situación actual?) -por favor, respeto a la Vida de una vez-.., y más vale estar preparados, por precaución, de las contínuas amenazas de las que se nos informa en diversos medios de difusión, si no, pues se aplica un ataque preventivo y ya está, total.., Parece que, como en el ajedrez, más vale la amenaza que la propia ejecución.

Ahora bien, como los gobiernos no se van a ocupar luego de todos los males que generan, pues aparece otro negocio sustancioso: la intermediación de los sentimientos, que explotan determinadas ONG's. Alegría, alegría.

Y si la palmas: negocio seguro; no te preocupes, que ya te cobrarán post mortem el billete al otro mundo.

Pues de lo último, benedictamente hablando -incluído los mass media-, ya ni os cuento. xxx

Así que imaginemos un mundo mejor. (Agradecimientos a Lennon)



(Y a Johann Pachelbel)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lovely