miércoles, 7 de enero de 2009

Repetimos: feliz año

Tras la época de trincar por trincar, es cuando se cumplen nuestros verdaderos deseos: seguir trincando.

Qué más da el negocio de las malditas guerras y sus consecuencias -"culpables" incluidos-, ah, ¿que se mueren por ahí todavía de hambre? ¿y qué? si nosotros vivimos tan bien a costa de eso..

Aquellos que quieren mostrarse poderosos y únicos, terminan demostrando todo lo contrario a lo largo de los trescientos sesenta y cinco días del año y, de momento, siguientes. Como siempre su valentía reside en que paguen los inocentes.



PS: pa mí, como que la "comunidad" internacional no se quiere dar cuenta de o no se ha enterao bien..



(Paz)

No hay comentarios: